William Adolphe Bouguereau

William Adolphe Bouguereau

Traduce a tu idioma

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 29 de mayo de 2013

LA JOYA DE MEDINA - SHERRY JONES

Acompañadme a un viaje a otro tiempo y otro lugar, a un mundo áspero, exótico, de azafrán y luchas a espada, de nómadas del desierto que viven en tiendas de piel de camello. Un mundo de caravanas cargadas de alfombras de Persia e incienso, de ropajes vaporosos de colores vivos, ojos oscurecidos con kohl y brazos perfumados de alheña. Estamos en el Hijaz del siglo VII, en la parte occidental de Arabia, no lejos del mar Rojo, un vasto desierto salpicado de oasis fértiles en los que los beduinos nómadas luchan por sobrevivir y las mujeres poseen muy pocos derechos; allí, una religión destinada a ser una de las mayores del mundo acaba de brotar de los labios de un hombre generalmente considerado, hasta los cuarenta años cumplidos, como insignificante. Mahoma.

La joya de Medina: Esta es una novela que no puede dejarte indiferente. Versa sobre la vida de Aisha, la favorita esposa de Mahoma, con la que contrajo matrimonio a los nueve años. Incluso en aquella época, se consideraba una edad demasiado joven para casarse (teniendo en cuenta que Mahoma andaba por la cincuentena cuando se casó). De todos modos, el casamiento no se consumaría hasta que Aisha llegará a la adolescencia.

Esta novela es audaz en todos los sentidos. Muestra las costumbres de la Arabia pre islámica como el trato a las mujeres o los casamientos de niñas pequeñas. De hecho, el libro explica que una de las costumbres que Mahoma abolió cuando se convirtió en líder de suumma (comunidad islámica) fue la de enterrar vivas a las niñas recién nacidas si aquel año habían nacido demasiadas.

Además, Sherry Jones se adentra en el sentido más humano del profeta Mahoma, así como su relación (incluida la sexual) de Mahoma. Como podréis imaginar, esta novela supone la pena de muerte para la escritora. De hecho, una editorial americana se echó para atrás en el último momento por el peligro que supone publicar una obra de este tipo. E incluso colaboradores que aportaron material para la novela (vida de Aisha, costumbres pre-islámicas, etc) rechazaron haber participado en la misma y amenazaron con demandar a la autora si su nombre aparecía «en ese libro pornográfico». Obviamente de pornográfica nada tiene esta obra, pero cuando una autora estadounidense decide escribir una novela sobre la vida amorosa de Mahoma, la fatua se suscribe de forma automática.

La novela comienza con la huida de Mahoma y sus seguidores a Medina puesto que la vida del profeta corría grave peligro en La Meca. Esta ciudad era el epicentro de los cultos paganos ya que todas las caravanas pasaban por dicha urbe. En este sentido, la nueva fe de un Dios único suponía el fin de los pingües beneficios que comerciantes y sacerdotes sacaban de las creencias paganas.

Para un árabe del siglo VII dejar su ciudad era algo impensable ya que su tribu y su terruño eran los dos grandes pilares de su mundo. Para los seguidores del profeta fue un sacrificio muy duro tener que dejar La Meca para ir a vivir a una ciudad desconocida.

Dejémonos de disquisiciones históricas y centrémonos en el meollo de la novela, Aisha, la joya de la Medina. Esta joven árabe nació con un espíritu rebelde y luchó contra las duras convenciones de la época para intentar salir adelante. Ejemplo de todo esto fue el aprendizaje del uso de diversas armas blancas, especialmente la espada corta. Obviamente no le permitieron pelear durante los inicios de la Yihad en la península arábica (aunque hubo guerreras en los inicios del ejército musulmán) pero sí uso las armas contra agresores en zocos o caminos polvorientos. Esta destreza muestra el espíritu indomable de la favorita de Mahoma. De hecho, el profeta solía discutir con ella la estrategia de las batallas así como pedirle consejo en cuestiones políticas.





La joya de Medina también narra las malas relaciones entre Aisha y Alí, lugarteniente de las tropas del profeta, y hombre central en la historia del Islam. Tras la muerte de Mahoma, Alí fue el precursor del primer cisma del Islám, que terminó con la cabeza rodando por el suelo y la división de dos tendencias antagónicas, chiíes y sunitas (tranquilos que esto no forma parte del libro).
La gran pega que le encuentro al libro es que la prosa no termina de engancharte (al menos en mi caso particular). Sin embargo, cabe destacar que hice un esfuerzo por leer esta obra debido a toda la historia que contiene. El inicio del Islam en Arabia y el preludio de la religión musulmana. Y si queremos conocer cómo fueron los comienzos de una religión practicada por más de 1500 millones de personas alrededor del mundo, este libro puede ser un buen comienzo para ello…


Publicado por Iwan



Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...