William Adolphe Bouguereau

William Adolphe Bouguereau

Traduce a tu idioma

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 25 de junio de 2013

EL POEMA DE LA FUENTE DE LINDARAJA

Patio de Lindaraja

La característica más destacada de la poesía hispanomusulmana es la dificultad que conlleva su contenido, siendo a veces ambiguo, con complicados juegos de palabras o lleno de metáforas, las cuales a lo largo de los siglos se fueron repitiendo de unos poemas a otros. También destaca la sutileza y belleza de su producción con temas muy variados, subrayando los relativos al amor y al desamor, a la naturaleza, a lo panegírico, a la adoración a los gobernantes… 

Estos poemas fueron plasmados en diferentes formatos en su creación, tales como en papel, en tejidos, en piezas realizadas en mármol, yeso, madera u objetos de lo mas variada forma y material constructivo. La poesía se fundía con los materiales constructivos y se convertía en un elemento decorativo más. Durante la última dinastía musulmana que dominó el Reino de Granada, la dinastía Nazarí , en los palacios de la Alhambra y Generalife se creó una decoración epigráfica que iba desde textos coránicos, fundacionales u honoríficos a descripciones poéticas monumentales. 

La Alhambra se decoró con bellos textos de  tres importantes poetas, secretarios de la cancillería real y primeros ministros de la Corte granadina: Ibn al-Yayyab (1274-1349), Ibn al-Jatib (1313-1375) e Ibn Zamrak (1333-1393). Cada uno es maestro del siguiente, aunque es Ibn Zamrak el considerado de mayor calidad poética de los tres. Estos poemas que fueron traducidos por primera vez por el morisco Alonso del Castillo durante el reinado de Felipe II y posteriormente por el Padre Echeverría en 1764. Sucediéndoles a éstos numerosas traducciones de los viajeros románticos y otros estudiosos arabistas del S. XX. Esto es un ejemplo del interés y la atracción por este legado literario monumental. 

El poema de la Fuente de Lindaraja





Uno de estos poemas monumentales lo encontramos en la fuente de Lindaraja, una obra del S. XIV en mármol con 2 m de diámetro. Su borde lo decora un poema de Ibn Zamrak a modo de banda. Este poema esta compuesto por 19 versos, en metro ramal, rima en <bi> cuyo recorrido en circulo dificulta el discernimiento del inicio y fin del poema. En éste se distinguen dos partes: una parte descriptiva de la fuente y otra aduladora de la dinastía nazarí.  El poema presenta algunas lagunas ya que la talla decorativa y epigráfica está inacabada, siendo ésto todo un enigma. Ha tenido varias traducciones, pero la más aceptada y conocida es la de 1985 del arabista y traductor D. Emilio García Gómez.

Logro el grado más alto en hermosura
y a los hombres de mundo mi ser pasma.
Nadie espacio más grande vio que el mío,
por igual en Oriente y Occidente, 
ni rey, cristiano o árabe, tuvo antes
una fuente que a mí se pareciera.
Soy como órbita de agua que a los hombres
manifiesta reluce y no se oculta;
mar muy grande, cerrado por riberas
de bellísimo mármol escogido.
Mi agua es perlas fundidas, que por hielo
ves correr (tenlo a grande maravilla),
y, por diáfana el agua, a través suyo,
ni un instante de ti desaparezco.
Se diría que yo y el agua pura 
que contengo y por mí se desparrama
masa somos de hielo, que una parte
se fundió, y otra parte no se funde.
Cuando flotan burbujas, me imaginas
una esfera en que salen muchos astros,
y, cual concha de nácar por de fuera,
junto dentro ese aljófar de burbujas.

…………………………………

Díjome: Que haya dicha eternamente
para el bravo, de estirpe galibía,
descendiente de régulos del Yemen
(de excelencia luceros, cuna noble, 
los Jazray Banu Qayla, paladines
de la fe, valedores del Profeta).
Te arrima su ventura lo lejano; 
su guía te esclarece lo sombrío,
en un país que está siempre a buen seguro,
con vasallos de vida acomodada,
jefe al par mundanal y religioso,
de un altísimo imperio en el sagrado.

La fuente es una de las obras más importantes del arte nazarí y se puede visitar en el Museo de la Alhambra en la Sala 7.


Fuente:


Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...